Siete tendencias en decoración primavera 2020

Se acerca la primavera, momento de cambio y renovación. ¿Estás pensando en darle un aire nuevo a tu casa? Te presentamos siete tendencias en decoración para salones, cocinas y baños que harán furor de aquí al verano. Seguro que encuentras la que te enamora.

  1. Salones: el eterno retorno de lo vintage

    Lo vintage nunca se va. Cierto que las mejores ideas del pasado, si las seguimos recordando, es porque son buenas. Esta primavera lo que se lleva es una vuelta a lo más ligero de la decoración del XIX y principios del XX, liberada de esa pesadez tan poco atractiva para el pragmático gusto actual: sillas blancas, tapizados con motivos livianos, mesas sólidas y con personalidad. Vuelven también colores telúricos como el barro y la terracota. Y, en accesorios de decoración, la cerámica y la loza. E incluso, si es para ti, el papel de pared con decoración floral.

  2. Los muebles, con curvas

    Vivimos tiempos decorativos en que convive todo y su contrario. Mientras unos aman el minimalismo, otros prefieren un regreso a la curva en el mueble, al menos para dar un toque al salón. Se trata de una vuelta a los ochenta: muebles de materiales blandos, colores fuertes, contornos redondeados… Una huida de la línea y el ángulo rectos, pero sin necesidad de caer en el excesivo horror vacui.

  3. El techo, ese gran olvidado

    No solemos prestarle mucha atención. Sin embargo, el techo es fundamental en la sensación de espaciosidad y atmósfera de nuestro hogar, directamente vinculado al bienestar. Esta primavera decoradores y arquitectos nos proponen un regreso a lo orgánico: techos de madera, con vigas desnudas, inclinados… Si te parece sugerente pero un poco excesivo, tienes la posibilidad de recurrir al yeso, que consigue efectos muy solventes. Pero, desde luego, nada supera un trabajo en madera.

  4. Cocinas: más allá del blanco

    El blanco es un color luminoso y práctico, pero podemos ir más allá, sobre todo esta primavera: Son tendencia las cocinas variopintas e imaginativas con mobiliarios eclécticos. En especial, va a ser tendencia la madera en todas sus variantes y el atrevimiento en los tonos de mármoles y demás piedras para bancos y superficies: La tecnología hace que la gama de posibilidades cromáticas sea infinita.

  5. Un vanguardista en la cocina

    Una de las propuestas más atrevidas de la primavera consiste en llevar el arte a la cocina: láminas, pequeñas esculturas o cuadros protegidos. Además, vuelven los mosaicos geométricos y abstractos a las paredes, tanto en su vertiente más clásica como en la más vanguardista. Todo depende de tu gusto.

  6. El baño, al desnudo

    La tubería, como la arruga, puede ser bella. ¿Por qué esconderlas? Es una idea que hará fortuna esta primavera: Podremos ver duchas con tuberías de hermosos colores metálicos fuera de la pared. Te sorprenderá cómo el latón o el cobre lucen sobre el blanco u otros colores suaves de los azulejos.

    Para los más atrevidos, regresa también el dorado: Un retorno a lo más glamuroso de los años cincuenta americanos.

  7. El baño, más allá del blanco

    Hoy día la madera es una habitual del baño. La tecnología en los tratamientos hace posible lo que en otros tiempos hubiera sido impensable. Esta primavera, más si cabe, la madera se adueña de esta íntima parte de nuestro hogar.

    Podemos incorporarla en los accesorios, muebles, paredes e incluso suelos. En contraposición a los habituales colores neutros, los tonos oscuros, en especial negros y grises, son los que se llevarán. Además, siempre está la ecológica opción del bambú, material muy decorativo y en extremo resistente a la humedad.

Comentar

Asegurese de introducir toda la información requerida.